Filosofía

Los grandes árboles, que visten majestuosos su belleza, esconden en su interior el más preciado de los secretos. Su propia historia. En sus vetas se enmarcan todas y cada una de sus vivencias. Algunas de ellas, por tamaño y color, parecen muchos más significativas que otras, pero todas ellas dejan su huella. Y es una huella hermosa; porque sólo ella le hace ser especial.

Como la de los árboles, la vida de las personas está llena de vivencias, experiencias o momentos que se tallan en nuestra piel en forma de marcas y arrugas. Todos ellos conforman nuestra vida; nuestra esencia. Sin ella dejaríamos de ser quien somos.

Por ello, ser conscientes de esa veta que llevamos en nuestro interior puede llegar a ser fascinante. Creer en nuestra historia, en nosotros mismos, nos hace brillar.

Filosofía